9 de abril de 2018

La primavera ya se hace notar, la luz, el color verde que va creciendo con tantas lluvias y las flores que van creciendo en el camino del laberinto y alrededores.

Hoy tuve de nuevo caminantes de laberinto en la jornada de construcción. Me gusta observar, discretamente, a quien camina.

 

Traje un bol tibetano que tengo en casa e hice el camino de ida y vuelta haciéndolo vibrar.

Elevar la vibración y bonitas fotos del bol y el laberinto fueron los regalos del día.

También fueron un regalo las visitas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies