23 de abril de 2018

La primavera se nota con fuerza, mucha vida en movimiento: hormigas, grillos, arañas, me pareció ver un escorpión, las ranas se oyen a lo lejos, una pareja de patos,… todos ellos conviven por aquí, han conquistado las montañas de piedras, los caminos marcados del laberinto, los pequeños montones de tierra que un día dejé a un lado.

El pasaso 21 de abril se celebró el dia de la Tierra y aquí en el laberinto hubo actividad creativa, se juntaron aquí mismo unas cuantas chicas y pintaron piedras que hoy he descubierto colocadas en distintos lugares del laberinto. Mucho color y belleza en las piedras junto con el verde y las flores amarillas, esto cada día va floreciendo más.

También las plantas van creciendo y conquistando los muros que dibujan el laberinto. Naturaleza en plena expansión.

Mi regalito de hoy también ha sido sonoro, esta vez con los crótalos, vibración.

Y me he dado el placer de trabajar descalza. Mis pies y mi cuerpo entero lo han agradecido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies