15 de enero de 2018

Tierra mojada de nuevo, que facilidad! Un placer cavar así.

Me siento totalmente conectada con el viaje hacia dentro del laberinto en su excavación. Y he decidido que la construcción de la línea con piedras será de dentro hacia fuera.

Ya falta poco para llegar al centro. Está siendo viaje muy consciente.

Hoy traigo la segunda piedra pintada con la luna menguante y la letra O de oeste. Y así se abre la segunda dirección Oeste. El atardecer.

Hoy en mi camino en el laberinto de cierre del día, me conecté con la palabra sanación.

La tierra se va acumulando en una zona al lado del laberinto. Nos sirve para delimitar y marcar la zona de acceso al laberinto.

Es mejor tener presente que el espacio del laberinto no se ha de atravesar por cualquier sitio. Mucho mejor seguir el camino des de su entrada si quieres caminarlo o rodearlo para moverse por esta zona.

Hay un montón de piedras con forma de corazón.