11 de diciembre de 2017

Segundo día de excavación de la línea que dibuja el laberinto.

Hoy empecé haciendo el recorrido con incienso de copal. Ha sido un pequeño ritual de inicio en este proceso de construcción y así traer de nuevo al presente las intenciones que le ponemos a este espacio.

La resina del copal tiene usos rituales y energéticos como limpiador, protector, armonizador,…terapéuticos y medicinales. Una ofrenda para pedir salud, sanación y abundancia.

Toda la línea que dibuja la parte más externa ya está acabada, el viaje hacia dentro ya está iniciado y siento mucha fuerza e ilusión por el trabajo que supone todo el proceso. Viviendo con presencia el viaje del laberinto.

El ejercicio físico que supone cavar me hace estar presente en mi cuerpo para hacer el trabajo de la mejor forma para él. Aunque me siento en forma, las lumbares no són mi punto fuerte, debo cuidarlas.

El hecho de trabajar al aire libre me encanta, vengo preparada para el tiempo que toque pero rápido se entra en calor con el movimiento que supone.

 

Talpeta mode on.